La herencia es un tema importante y más al momento del fallecimiento, ya que con este pueden venir una serie de problemas que solamente un notario podría ayudarnos. Es importante informarse ya que en la adquisición de bienes también se pueden contraer o no, ciertas obligaciones.

La adquisición de bienes por herencia no causa impuestos, siempre que estos sean bienes muebles (artículos personales, vehículos, joyas, etc.) o dinero. Mientras que en el caso de inmuebles (terrenos, casas, oficinas, etc.) se causa un impuesto por adquirirlos y es importante que la adjudicación se lleve mediante un notario.

Para realizar el proceso de adjudicación de bienes por herencia, primero se debe otorgar la escritura de aceptación de herencia, aceptación del cargo de albacea, en su caso aceptación de legado correspondiente. Y una vez que se otorga se realizan las publicaciones correspondientes, posteriormente se podrá realizar la rendición de cuentas del albacea, protocolización de inventario y avalúo, proyecto de partición y adjudicación de bienes por herencia.

Es importante mencionar que cada persona, así como cada testamento son distintos y contienen características y particularidades distintas, por eso es recomendable que ante una situación de adjudicación de herencia se tenga la asesoría de un notario público.